TRADUCCIÓN JURADA DE DOCUMENTOS NOTARIALES

TRADUCCIÓN JURADA DE DOCUMENTOS NOTARIALES

TRADUCCIÓN JURADA DE DOCUMENTOS NOTARIALES

La traducción jurada de documentos notariales se hace cada vez más frecuente debido al proceso de internacionalización que sufren hoy día las empresas, así como por los crecientes intercambios de información y acuerdos que se firman entre particulares de distintos países. 

En primer lugar, podemos definir un documento notarial como un documento entregado ante un notario, para que le otorgue a este la máxima seguridad jurídica y por tanto cuente con la máxima credibilidad de los hechos o declaraciones que constan en él.

Podemos establecer dos grandes grupos de documentos notariales. Por un lado, la escritura pública, que es aquel documento que implica transmisión patrimonial, como, por ejemplo, un testamento, una compraventa, capitaciones matrimoniales, etc. Por otro lado, el acta notarial es un documento mediante el cual el notario da fe pública de los hechos o manifestaciones de las partes interesadas. Dentro de esta categoría podemos encontrar las actas de manifestaciones que son documentos en los que el notario recoge las declaraciones hechas por una persona en su presencia. Principalmente su objeto es narrar determinados hechos o explicar circunstancias personales y familiares del interesado.

Dada la gran cantidad de documentos notariales existentes y el creciente aumento de los acuerdos entre empresas extranjeras y entre personas que residen en países distintos, se hace imprescindible la traducción jurada de estos documentos.

Entre los múltiples ejemplos existentes en los que la traducción jurada de documentos notariales se hace necesaria cabe destacar, el caso de un testamento que cuenta con herederos en distintos países, o en el caso de los concursos o licitaciones de empresas en el extranjero. En este caso, las empresas necesitan acreditar su funcionamiento y legalidad con la presentación de la traducción jurada de sus escrituras de constitución y estatutos sociales. A veces se necesitan actas de manifestaciones ante notario para que los hechos que se quieran manifestar y declarar se constituyan de forma legal. Por ejemplo, una autorización para que un menor pueda viajar al extranjero, o la declaración jurada de que una persona ostente una titulación académica. Asimismo, los poderes de representación se otorguen ante notario, confiriéndole para ello todas las garantías legales.

En Traductores Jurados Itrad contamos con un equipo de traductores jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España en todas las combinaciones de idiomas especializados en la traducción jurada de documentos notariales a inglés, ruso, italiano, alemán, etc. Obtenga la traducción de sus documentos notariales con la mayor calidad y rigurosidad en el menor tiempo posible, enviándonos sus documentos al correo electrónico info@itrad.es

Visita nuestra web https://traductoresjuradositrad.com/ para ver más contenido de traducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *