LA CUESTA DE ENERO PARA LOS TRADUCTORES

LA CUESTA DE ENERO PARA LOS TRADUCTORES

LA CUESTA DE ENERO PARA LOS TRADUCTORES

Todos conocemos la famosa “cuesta de enero” provocada tras las vacaciones de Navidad, pero ¿afecta esta a la profesión de la traducción? Los traductores saben que cualquier puente o festividad afecta al trabajo, podemos vernos envueltos en temporadas muy buenas en las que no paren de llegar encargos o, todo lo contrario. La cuesta de enero también es un problema para los traductores. En este post, vamos a ver cómo podemos solucionar o, al menos, aliviar esta situación en el ámbito de la traducción.

Ampliar nuestra cartera de clientes

Tanto si eres un traductor autónomo o freelance como si trabajas para una agencia, a la vuelta de las vacaciones, tendrás que establecer contactos con clientes antiguos. La cuesta de enero es un buen momento para enviar currículum, solicitar colaboraciones o simplemente hacer un poco de spam recordando los servicios que ofreces. Es una buena manera de interactuar con otros profesionales que estén en la misma situación y de ampliar nuestra cartera de clientes. Para ello, hay que tener en cuenta que cualquier correo o mensaje que enviemos es vital. Por ende, debemos cuidar la ortografía, el estilo de redacción y el formato en el que nos presentemos.

Establecer un plan de ahorro

Bien si eres un novato en esta profesión, como si llevas muchos años en el gremio; sabrás que hay buenas y malas rachas. Por eso, una buena solución es ahorrar ante épocas de este estilo. Sin embargo, esto no es tan fácil como parece, así pues, podemos crearnos un plan económico basándonos en otros años y en nuestra experiencia para hacernos a la idea de las ganancias y las pérdidas del mes. La cuesta de enero para los traductores, al igual que para otros trabajadores, afectará a su situación económica.

Nuevas oportunidades

Para superar esta pequeña crisis, podemos centrarnos en los ámbitos en los que se concentre el grueso de trabajo. El traductor jurado también sufre las consecuencias de la cuesta de enero, pero es cierto, que en los últimos años el volumen de trabajo ha mejorado dadas las circunstancias y el gran número de personas que emigran a otros países. Así pues, podemos especializarnos en este campo de la traducción o colaborar con agencias que se dediquen a esto. Son muchas las personas que deciden viajar, trabajar o empezar una nueva vida en el extranjero.

Os dejamos un artículo muy interesante en el que se dan algunos consejos para superar o aliviar esta cuesta de enero, que no solo afecta a traductores.

Para más información sobre traducción, visita nuestro blog donde encontrarás multitud de post de temas variados y de actualidad.

Abrir chat
Compártenos tu documento