EL TRADUCTOR JURADO DE FRANCÉS

EL TRADUCTOR JURADO DE FRANCÉS

EL TRADUCTOR JURADO DE FRANCÉS

Hoy hablaremos sobre la figura del traductor jurado de francés. Hablaremos sobre el traductor jurado de francés, como consigue su nombramiento y cómo trabaja este tipo de profesional. Tanto si busca un traductor jurado de francés como si le gustaría convertirse en uno, este post le puede interesar.

El traductor jurado de francés es un profesional nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación para emitir traducciones juradas. Estas traducciones juradas son documentos que contienen el sello y la firma del traductor jurado, que indican que son traducciones fieles, completas y que carecen de toda interpretación subjetiva. El traductor jurado de francés puede traducir del francés al español y viceversa.

En el caso de las demás lenguas cooficiales de España, la comunidad autónoma correspondiente tiene competencias para expedir el título de traductor jurado de francés (o de otras lenguas). En concreto, la Generalitat concede el nombramiento de traductor jurado francés-catalán, el Gobierno Vasco se ocupa de la certificación en la combinación francés-vasco y la Junta de Galicia es la que nombra a los traductores jurados de francés-gallego. Si desea más información sobre la traducción jurada de lenguas cooficiales en España, puede consultar el siguiente artículo: https://joanartes.net/es/la-traduccio-jurada-relativa-a-les-llengues-cooficials-a-lestat-espanyol/

El nombramiento de traductor jurado, aunque se consiga por oposición, no implica que se trabaje en un puesto determinado o que el traductor desempeñe algún tipo de cargo público. Se refiere simplemente a un título, a la capacidad que tiene el traductor de emitir traducciones juradas en una combinación concreta. El traductor jurado de francés puede ser un traductor autónomo, puede estar contratado en alguna empresa o agencia, puede formar parte del cuerpo de traductores del ministerio o puede, incluso, estar trabajando en algo que no tenga nada que ver con el mundo de la traducción.

Es muy frecuente que el traductor jurado de francés sea un profesional autónomo, es decir, que trabaje por cuenta propia, emita sus propias facturas y no pertenezca a ninguna empresa. También es frecuente que los traductores trabajen para empresas o agencias de traducción. En estos casos, el traductor es un profesional en activo, puesto al día en las últimas actualizaciones sobre traducción jurada y documentación y cona experiencia laboral reciente y adecuada. Como ya hemos mencionado, el traductor jurado puede, en otras ocasiones, trabajar en otros ámbitos que no estén relacionados con la traducción. En ese caso, es probable que el traductor jurado esté en parte oxidado, que no conozca algunos de los términos o procesos más actuales o que no utilice un software actualizado. Cabe considerar también que quizá, debido a la falta de práctica, le lleve más tiempo realizar una traducción.

Por ello, desde traductores jurados Itrad, recomendamos acudir a un profesional puesto al día en su trabajo y que sepa manejar con soltura las herramientas necesarias. El traductor jurado de francés debe estar actualizado en las nuevas tendencias, debates, procesos, recursos y software de su profesión.

En Itrad contamos con una amplia experiencia en el sector de la traducción. Nuestros traductores jurados de francés, así como nuestros revisores, cuentan con un título de grado en traducción y más de 5 años de experiencia en el sector. Itrad se rige por las normas de calidad UNE-EN 17100-2015, por lo que aseguramos una máxima calidad. Le garantizamos que el traductor jurado de francés que se encargue de su traducción la realizará de manera totalmente fiel y completa.

Si necesita un traductor jurado de francés, mándenos sus documentos escaneados a info@itrad.es y le daremos presupuesto sin compromiso. Para más información, consulte nuestra página web: https://traductoresjuradositrad.com/