CLAVES PARA SER UN BUEN TRADUCTOR MÉDICO

CLAVES PARA SER UN BUEN TRADUCTOR MÉDICO

CLAVES PARA SER UN BUEN TRADUCTOR MÉDICO

En el post de hoy analizaremos algunas de las claves para ser un buen traductor médico. Por supuesto, no hay ningún manual del traductor médico ideal ni hay ningún tipo código que defina las claves del buen traductor médico. Sin embargo, este profesional debería reunir una serie de cualidades para ofrecer servicios de calidad. A nuestro parecer, son las que vamos a abordar en este post.

Aunque para ser traductor se necesitan una serie de competencias generales como conocer el idioma y su cultura tanto de partida como de llegada, en este post nos centraremos en aquellas competencias que afectan en concreto al traductor médico y a su labor de especialidad. A continuación, presentamos 5 claves para ser un buen traductor médico:

  1. Conocimiento general médico. El traductor médico debe poseer una base acerca del ámbito del que se ocupa. Si bien no es necesario que sea totalmente experto, sí es recomendable que comprenda las nociones básicas para, a partir de ahí, poder documentarse sobre las nociones específicas de un texto en concreto.
  2. Buena labor de documentación médica. El traductor médico debe ser capaz de documentarse con eficacia y, preferiblemente, en un tiempo reducido. Debe conocer y tener a mano fuentes de documentación fiables, saber distinguirlas de aquellas que no son tan fiables, tener un espíritu crítico cuando se encuentre información (sobre todo en Internet) y, en general, saber manejarse entre la gran cantidad de información disponible para poder encontrar aquella que necesita. Además, es preferible si encuentra la información en un período de tiempo breve, para evitar perder más tiempo de la cuenta con información innecesaria. Aquí adjuntamos un artículo muy interesante de Pablo Mugüerza, traductor médico profesional, sobre la importancia de estar al día en terminología https://pablomuguerza.com/porque-necesitas-ponerte-al-dia-en-terminologia-oh-traductor-e-interprete-medico/
  3. Constante formación. Si el traductor médico deja de estar al día en las novedades y descubrimientos de la traducción médica, será un traductor obsoleto. El traductor debe procurar estar actualizado en cuanto a la redacción de textos sobre medicina en ambas lenguas (últimas convenciones textuales, lenguaje investigador, fórmulas de impersonalidad, terminología adecuada para un fenómeno concreto, etc.) y en cuanto a lo que ocurre en el propio ámbito de la medicina (nuevas enfermedades, nuevas curas, eventos recientes, congresos, comunicados médicos importantes, etc.).
  4. Conocer las convenciones textuales. Aunque este apartado se menciona brevemente en el punto anterior, creemos que abarca bastante más conocimiento que el estar al día. El traductor médico, además de conocer las diferentes convenciones y tipologías textuales, debe saber aplicarlas y diferenciarlas correctamente. Un tipo textual lleva implícito un fin determinado. Por ejemplo, un artículo de investigación pretende dar a conocer unos datos nuevos acerca de un tema concreto, mientras que el prospecto de un medicamento da instrucciones sobre su uso y sus efectos. El traductor médico debe estar familiarizado con todas estas tipologías y convenciones en sus dos lenguas de trabajo y, como mencionamos anteriormente, estar actualizado para poder trasladar la información de manera correcta de acuerdo con el fin que persigue el texto.
  5. Precisión. Es sustancial que el traductor médico sea especialmente preciso en este ámbito. Este profesional trabaja trasladando multitud de números, siglas y abreviaturas. Una pequeña confusión en un número o en una sigla puede cambiar completamente el mensaje y causar consecuencias de gran impacto. Por ejemplo, si en una receta donde consta que un producto se debe ingerir cada 8 horas, traducimos por error 4 horas, podríamos incurrir en una intoxicación del paciente. Es muy importante que el traductor esté atento y que revise su texto con todo detalle para evitar este tipo de errores.

Como ya hemos mencionado, estas claves para ser un buen traductor médico son totalmente personales, pero sí que creemos que podría aumentar en gran medida la calidad de las traducciones médicas que se realicen. Para cualquier duda o consulta o para encargarnos de su traducción médica, contacte con nosotros. Puede encontrar más información en nuestra página web https://traductoresjuradositrad.com/