TRADUCCIÓN JURADA EN EL SECTOR INMOBILIARIO

TRADUCCIÓN JURADA EN EL SECTOR INMOBILIARIO

TRADUCCIÓN JURADA EN EL SECTOR INMOBILIARIO

CONTRATOS DE COMPRAVENTA, ALQUILER, CONTRATO DE ARRAS

El mercado inmobiliario está sujeto a continuos cambios ocasionados por diversas operaciones de diferente naturaleza. Así, en su caso, puede que haya dado el paso de comprar una vivienda o, por el contrario, haya decidido alquilar un piso. Sea cual sea su situación, puede que necesite la traducción jurada de documentos del sector inmobiliario, como su contrato de compraventa o alquiler. A continuación , daremos un breve repaso a las características de los diferentes documentos enmarcados en el ámbito del sector inmobiliario.

En primer lugar, ¿qué es un contrato?

Un contrato es un documento legal en el que se recoge un acuerdo de mutuo acuerdo entre dos o más personas que tienen capacidad para ello a las que se conocen como las partes. Por lo tanto, las partes se obligan, mediante el contrato, al cumplimiento de una determinada finalidad o cosa, de manera que dicho cumplimiento debe ser siempre de manera bilateral o de otro modo no gozará de ningún tipo de validez.

¿Qué tipos de contratos existen?

Existen varios tipos de contratos, entre ellos los más comunes son los siguientes:

-Unilaterales y bilaterales: en función de si es solo una sola de las partes es la que adquiere las obligaciones o ambas.

– Onerosos y gratuitos: mientras en los contratos onerosos hay gravámenes y beneficios recíprocos entre las partes, los gratuitos, dotan a tan solo una de las partes con el beneficio.

– Privados y públicos: en función de si las personas que lo suscriben son entidades privadas (terceros), o de si es una contratación con el Estado.

-Consensuales y reales: en los contratos consensuales el acuerdo manifiesto de las partes es suficiente para establecer el cuerdo. En los acuerdos reales, por el contrario, estos concluyen cuando una de las partes entrega a la otra la cosa sobre la que verse el acuerdo.

¿Contrato de compraventa o de alquiler?

El contrato de compraventa es aquel contrato bilateral en el que una de las partes (vendedor) se obliga a entregar una cosa determinada, de manera que la otra parte (comprador) a pagar por ella un determinado precio. Una característica fundamental de este tipo de contrato es que el precio deberá pagarse en dinero. De esta forma, el Art. 1447 del Código Civil determina que para que el precio se tenga por cierto bastará que lo sea con referencia a otra cosa cierta, o que se deje su señalamiento al arbitrio de persona determinada. 

Por su parte, un contrato de alquiler es aquel por el que una de las partes (arrendador) se obliga a transferir, de manera temporal, el uso y goce de una cosa mueble o inmueble a la otra parte (el arrendatario), quien se obliga a pagar por ese uso o goce por un precio determinado. El contrato de alquiler deberá especificar por escrito las partes, la ubicación y descripción del local, la duración, renta a pagar, importe de la fianza y todas aquellas cláusulas que determinen las partes.

Como ha podido comprobar son muchos los tipos de contratos pertenecientes al sector inmobiliario, todos ellos sujetos a la traducción realizada por un traductor certificado por el MAEC en caso de que alguna de las partes implicadas o estados implicado sea extranjero. En traducciones iTrad ponemos a su disposición a un gran equipo de profesionales especializados en diferentes idiomas (inglés, alemán, francés, ruso, italiano…) que le proporcionarán la traducción jurada de su contrato en el menor tiempo posible.

Para realizar cualquier traducción jurada del sector inmobiliario contactenos en info@itrad.es. Para más información visita nuestra web https://traductoresjuradositrad.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares
Abrir chat
Compártenos tu documento